«
»
imagen
imagen
imagen

 

“Se rieron de nosotros”

Marc Randolph, co fundador de Netflix, recuerda cómo idearon la exitosa compañía en el evento Switch 2016

“Se rieron de nosotros”, recuerda Marc Randolph que esa fue la primera reacción de los ejecutivos de Blockbuster, envueltos en trajes de 3 mil dólares, cuando él y su socio Reed Hasting les propusieron invertir en su apenas naciente proyecto de renta de DVD por correo, Netflix.

Después de esa incómoda reunión en el edificio más alto de Texas hace casi dos décadas, para la que tuvieron que viajar cerca de 3 mil kilómetros, ambos jóvenes emprendedores originarios de Silicon Valley tomaron una determinante decisión: “Tendremos que patearles el trasero”.

La bancarrota y notable desaparición de las tiendas físicas de Blockbuster y los más de 80 millones de suscriptores de Netflix aseguran que cumplieron con su palabra.

“En esta puesta en marcha creo que sólo fallamos 8 mil 160 veces” bromea, Marc Randolph, co-fundador de Netflix en entrevista para Follow.

“Nos tomó más de dos años descubrir cómo hacer que la gente rentara DVDs por correo. Tuvimos que seguir tratando y tratando y tratando con cosas diferentes, vimos qué les gustaba, qué no les gustaba, y si algo se rompía lo arreglábamos y eventualmente lo pusimos todo junto y funcionó, y aún en ese entonces ese era sólo el inicio, aún teníamos que averiguar cómo ser exitosos en esa pelea contra Blockbuster, Walmart o Amazon y luego cómo hacer streaming”.

Pero antes del éxito e incluso de las fallas, Netflix fue sólo una idea motivada por la necesidad, no sólo de modernizar y hacer más accesible la renta y venta de películas, también de una preocupación económica porque al momento que este proyecto daba vueltas en la cabeza de Randolph, éste se quedó sin empleo.

Las reuniones, conversaciones, lluvias de ideas y retroalimentaciones con su entonces socio, Hasting, para llevar a cabo su plan de derrocar a las distribuidoras de cine tuvieron tres principales lugares: un transporte compartido todas las mañanas, el patio de un restaurante en el que discutían rodeados de bebidas y música y las instalaciones de su antigua oficina aunque no fuera más un empleado.

Ambos emprendedores fueron resolviendo problemas, validaron su idea y fueron conociendo a su público hasta que el 14 de abril de 1997 destaparon la champagne y brindaron junto con apenas una decena de empleados pues Netflix, aunque aún con fallas por resolver, ya estaba online.

“En ese punto pudimos rentar una sala de conferencias de un hotel y eventualmente, cuando tuvimos las primeras ganancias fuimos capaces de rentar un pequeño espacio pero cuando me fui de Netflix – en 2004- teníamos un gran campus, ya sabes, un gran edificio con miles de empleados, era asombroso, todavía es asombroso ver esas grandes oficinas en California”.

Además del trabajo arduo y el uso de equipo prestado, la primera inversión para hacer de Netflix una realidad fue de cerca de 15 millones de dólares, una cifra y un paso que Marc Randolph, quien desde hace unos años se dedica a motivar y a asesorar a nuevos emprendedores, asegura en estos tiempos ya no debe suceder.

netflix3

Para validar una idea, Marc asegura que debe partir de resolver un dolor o una necesidad común, y lograr asombrar a las personas, si el prototipo cautiva al público aunque tenga errores sólo se necesita encontrarlos y corregirlos.

“Cuando arrancó Netflix nos dimos cuenta que eran los clientes los que no se daban por vencidos, que aún con fallas, las personas seguían entrando al sitio web, seguían tratando de encontrar la liga correcta y entonces cuando lo arreglamos nos dimos cuenta que el secreto no es tener ideas brillantes sino el construir un proceso de cómo sobre pasar los errores”, contó ya en el escenario de Switch 2016 en Poliforum León.

Aunque este inversionista asegura que así como él y su ex socio Hasting, todos pueden ser emprendedores pero no todos quieren porque hacen falta dos características importantes además de una idea, y la capacidad de desarrollar más a partir de esa.

Un emprendedor debe tener tolerancia al riesgo, puesto que nunca se sabe qué va a pasar en el futuro, y confianza en sí mismo, su equipo y su idea, para no rendirse a medio camino, puesto que “el éxito es proporcional a cuantas veces fallas”. 

netflix4

Error: Only up to 6 widgets are supported in this layout. If you need more add your own layout.
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen

Kiosko

012 41

Socios

me

Directorio

Directorio

©2017 FOLLOW. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

012RutabjxPromerba