imagen
imagen
imagen

 

  • MBA por la Universidad de Oregon y Lic. en Comercio Internacional por la U. de Guanajuato. Es fundador y Director de "The Primetime People", empresa de servicios especializada en retirados extranjeros. Actualmente es el Director de Desarrollo de Negocios en American Industries para la Región del Bajío. Se desempeñó como Asesor Económico en la Coordinación de Innovación del Gobierno de Guanajuato y previamente como Director General de la CICUR (Cámara de la Curtiduría). Asesor en la Incubadora del Tec de Monterrey desde 2005 y colaborador en espacios radiofónicos.

Detroit, caída y renacimiento

En meses recientes he tenido la oportunidad de visitar en varias ocasiones una ciudad fascinante por su historia, por su empuje, por lo que simboliza... pero sobre todo por sus contrastes... hablo de Detroit, en Estados Unidos.

Es imposible el recorrer sus calles y no advertir la tremenda desigualdad que existe en todos sentidos. Es extraño que en una ciudad de grandes dimensiones como lo es Detroit, se observe tanta pobreza, tanta "soledad" en sus calles, tanta diferencia literalmente de esquina a esquina. Como en pocas ciudades grandes de los Estados Unidos (por no decir que ninguna...por lo menos ninguna que este servidor conozca), en Detroit es común que la recomendación generalizada (de habitantes y visitantes) sea que lo mejor es no salir a caminar a conocer la ciudad. Y esta recomendación aplica no para una caminata a las dos de la mañana; no, a las seis de la tarde prácticamente las calles están vacías en pleno centro de la ciudad.

Para agravar la situación, la ciudad se encuentra en un proceso de recuperación de una tremenda quiebra financiera producto de fraudes y malos manejos de recursos públicos, que incluso llevaron a prisión a funcionarios municipales. Llegó a tal grado la carencia de servicios públicos en pleno "downtown" que incluso hubo una época (hace no más de 7 años) en la que con frecuencia no había alumbrado público en algunas zonas.

Ahora bien, ¿por qué sucedió esto y qué enseñanzas nos deja? Respecto a las causas hay que mencionar que la bonanza, debacle y recuperación de Detroit ha sido un verdadero caso de estudio de sociólogos y economistas. No terminaríamos en este artículo de exponer con detalle los motivos y condicionantes que detonaron esta situación.
Pero, a manera de gran conclusión, lo que para la mayoría de los estudiosos explica la caída de Detroit se centra en tres variables:

1) En el momento que Detroit comenzó a perder competitividad como un polo atractivo para la manufactura (especialmente la manufactura automotriz) aunado al hecho que otras zonas del midwest y del sureste de Estados Unidos mostraron ventajas competitivas que no tenía Detroit (logística, disponibilidad de mano de obra, ubicación, etc), se comenzó a gestar la caída de la actividad económica de esta gran ciudad.

2) Al suceder lo anterior, muchos de los trabajadores que precisamente habían emigrado de los Estados sureños para trabajar en las fábricas de automóviles, quedaron desempleados y con ello se comenzó a crear un entorno social de pobreza y marginación que aún hoy se observa en cualquier calle de Detroit.

3) Durante la época de auge y bonanza de la industria manufacturera, se dio una alta concentración laboral en una sola actividad económica (la industria automotriz), que al decaer en su actividad trajo consigo una reducción en los niveles de empleo.

En años recientes y gracias a la implementación de adecuadas políticas públicas y de la propia dinámica de la industria automotriz, Detroit está de poco a poco retomando su empuje y fortaleza que le caracterizó. Aún falta mucho, pero van en el proceso correcto.
¿Qué enseñanzas nos deja esto para Guanajuato y para la zona del Bajío en general?

Aunque ciertamente las condiciones económicas, el entorno social, la oferta académica, la vocación empresarial y los antecedentes históricos de cada zona fueron y son diferentes, creo también que hay condicionantes económicas que son similares.

frase 8

Sobre todo, lo relativo a la diversificación industrial que permite que las personas se desarrollen en actividades diferenciadas de acuerdo a la vocación de cada región (turismo de negocios, calzado, cuero, textil, agroindustria, turismo recreativo y, por supuesto, la industria automotriz).

Creo, sin embargo, que a pesar de todo ello, es conveniente analizar con profundidad los antecedentes y las condicionantes de concentración económica que tuvo Detroit en una zona industrial, para asegurarnos de no repetir esas mismas variables.

Ningún analista económico pudo predecir la magnitud de la crisis del 2008, de la cual todavía muchas empresas (incluyendo las de la industria automotriz) están apenas saliendo. Es decir, nadie puede asegurar que una crisis de tal magnitud (o incluso mayor) no vaya a repetirse, pero mientras seamos capaces de implementar políticas adecuadas de desarrollo económico, educativo, cultural y turístico, estaremos en mejores condiciones de soportar dicha eventualidad y de no caer en el error que hizo derrumbar a la otrora grandiosa Detroit.

detr3 

Error: Only up to 6 widgets are supported in this layout. If you need more add your own layout.
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen

Kiosko

012 41

Socios

me

Directorio

Directorio

©2017 FOLLOW. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

012RutabjxPromerba