imagen
imagen
imagen

 

  • Maestro en Economía por la Universidad de Guadalajara y licenciado por la Universidad de Guanajuato. Fue asesor en el Sistema Nacional de Coordinación Fiscal y en la Sría. de Planeación y Finanzas del Estado de Tabasco; coordinó el programa Hábitat en Guanajuato SEDATU. Con experiencia como docente en la U.G., la Escuela Bancaria y Comercial y la Ibero León. Actualmente es Coordinador de la Licenciatura en Contaduría y Estrategias Financieras en la Universidad Iberoamericana León.

Ando Innovando

El Estado de Guanajuato, en colaboración con la UNESCO, oficializó en enero del presente año que el 2017 sería catalogado como el año de la Innovación, acto seguido se han realizado actividades encabezadas particularmente por la Secretaría de Innovación, Ciencia y Educación Superior de Guanajuato, en su mayoría centradas en la colaboración y diálogo entre la iniciativa privada, las instancias gubernamentales, organizaciones no gubernamentales y naturalmente la comunidad académica.

Sin embargo, a seis meses de la culminación del año de la innovación, y siendo partícipe de algunos de los eventos del 2017, me invita a cuestionarme lo siguiente.

¿Qué es innovación?, sé que podría parecer broma que debata algo que puede resultar tan obvio, sin embargo no lo es. Los invito a hacer un pequeño ejercicio y cuestionar lo anterior a su círculo más cercano y sabrán de qué hablo, yo lo hice con el mío en el que la mayoría son profesionistas y me sorprendió la diversidad de respuestas que encontré, algunas de ellas fueron asociadas completamente a factores tecnológicos, la mayoría lo vinculó al cambio en las organizaciones y algunos inclusive lo definieron como un medio para satisfacer las necesidades humanas.

Por lo sesgado y simple de mi ejercicio no podríamos hablar de que las respuestas son representativas de la opinión pública, pero sí nos puede dar una idea de lo diversa que puede ser la percepción del concepto.

En este contexto, el Manual de Oslo, documento publicado de manera conjunta por la OCDE y Eurostat, con el objetivo de servir de guía para la recopilación e interpretación de datos sobre Innovación, en su edición más reciente hace un análisis de la teoría de la Innovación, concluyendo que particularmente la innovación en la empresa representa cualquier tipo de cambio que tiene las siguientes características:

• El resultado del proceso innovador genera mayor incertidumbre que las actividades convencionales;

• La innovación necesariamente implica inversión, en factores físicos y humanos;

• La innovación empresarial está sujeta a factores externos y al llamado desbordamiento tecnológico, es complicado imaginarse que todas las empresas destinarán recursos a innovación y desarrollo, la gran mayoría adoptará tecnologías existentes ya que el costo de imitación es substancialmente menor al costo de explotación de innovación original;

• La innovación implica un nuevo conocimiento o un nuevo uso de conocimientos existentes. Ya sea generados de manera interna o adoptados de un externo;

• La innovación tiene como objetivo la mejora de las empresas mediante la obtención de ventajas competitivas.

Lo anterior aplica para la innovación empresarial, sin embargo con los ajustes correspondientes el Manual de Oslo lo adapta para la innovación educativa y las instituciones gubernamentales.

En este sentido, la siguiente pregunta que planteo es ¿Cómo vamos en México en materia de innovación?, y como primer indicador analicemos el gasto como porcentaje del PIB que hace el país en el rubro mencionado, de acuerdo a estadísticas del Banco Mundial en el 2014 el sector público y privado de México invirtieron de manera conjunta el 0.54% del PIB en investigación y desarrollo, encontrándonos lejos del 1% planteado como objetivo en la Ley de Ciencia y Tecnología en el 2002.

col3 7

Por otro lado, de acuerdo a la misma institución, solamente el 23.15% de las instituciones de educación superior realizan actividades de investigación.

En un ejercicio global, el Índice Mundial de Innovación elaborado de manera conjunta por la Universidad de Cornell, el INSEAD y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual publicado este año, ubicó a México en la posición 58 a nivel mundial y en tercero a nivel Latinoamérica por debajo de Chile y Costa Rica, los cuales se ubicaron en los lugares 46 y 53, respectivamente.

El análisis anterior concentra variables como desarrollo de productos altamente especializados, generación de patentes, inversión tecnológica, entre otras, para 127 países y de distintos sectores.

Por último, es importante señalar que lejos de la denominación asignada al 2017 por parte del Gobierno del Estado, los retos en materia de innovación resultan una asignatura pendiente para todos los involucrados, que conjuntamente con las políticas públicas orientadas a la innovación, el sector empresarial, las instituciones educativas y los intermediarios financieros tenemos mucho por hacer, desde la vinculación hasta la generación tecnológica, por lo que es importante que entendamos que el tema de la innovación no es cuestión de un año.

 col4 7

Error: Only up to 6 widgets are supported in this layout. If you need more add your own layout.
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen

Kiosko

012 41

Socios

me

Directorio

Directorio

©2017 FOLLOW. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

012RutabjxPromerba